¿Cómo crear un presupuesto personal en 5 pasos y ahorrar más dinero en este 2024?

presupuesto-personal

¿Que es lo primero que se viene a tu cabeza cada vez que escuchas sobre cómo crear un presupuesto personal? déjame adivinar ¡matematicas! si, tengo que reconocer que esa palabra no es muy buena estrategia para empezar un artículo si lo que quiero es que llegues hasta el final; pero si hay algo que todos tenemos que reconocer, es que desde el anciano que vende esos riquísimos hotdogs frente a tu trabajo, hasta los señores con trajes finos sentados frente a una computadora y analizando graficos extraños; todos hacemos uso de las matematicas.

Ya sea para calcular los dias para que vengan nuestras merecidas vacaciones o para restar esas libritas demás que ganamos comiendo relleno en navidad. Los numeros son parte de nuestra vida y quieras o no, son sumamente importantes en todo aquello que tenga que ver con tus finanzas personales. Pero ¿qué tan necesario es un presupuesto financiero en nuestras vidas? Imagina este escenario:

Después de tantos intentos fallidos la chica que tanto te gusta acepta salir contigo. Emocionado por tal acontecimiento que ocurre una vez cada mil años, te enfocas en lucir super bien, te afeitas la barba, te lavas los dientes y practicas tu sonrisa Colgate frente al espejo. Quieres sorprenderla, así que la llevas a un buen restaurante francés donde te cobran solo por respirar, pero estás tan emocionado por la cita que se te olvidó el «pequeño e insignificante detalle de revisar tu billetera». Después de hacer los rituales de cortesía con la chica que la caballerosidad demanda, el mesero trae el menú para tomar la orden. Tragas grueso al ver que los precios de esos platillos son la mitad del alquiler que pagas, tratas de fingir serenidad pero la chica lo nota. En ese momento levantas una plegaria al dios imaginario que te acabas de inventar para que ella no escoja el platillo más caro del menú. «Coq au vin» dice ella al mesero con esa sonrisa tan encantadora que la caracteriza.

No seguro de lo que acaba de pedir te atreves a pedir lo mismo, preguntándote si lo que dijo fue una maldición o el nombre de un platillo francés. Aunque para ella la conversación fluyó con normalidad, tú estás distraído calculando mentalmente si puedes hacer frente a la cuenta que el mesero pone frente a tus ojos, provocando un escalofrío en todo tu cuerpo. ella lo nota y como una heroína sin capa paga la cuenta.

Ella se levanta, te sonríe y se marcha. Para cuando quieres mandarle un mensaje a su WhatsApp ya estás bloqueado por todas partes. Creeme, te llevará tiempo superar esa vergüenza.

cita-sin-presupuesto-personal

¿Que es un presupuesto personal?

Podría contarte miles de anécdotas propias y ajenas sobre como quedar en ridículo por no planificarse financieramente antes de empezar un proyecto, un negocio o simplemente una salida con una chica. En lugar de eso vamos a empezar a poner las cosas en orden. El primer paso es entender qué es un presupuesto financiero y para qué sirve.

Tenemos dos opciones, complicar los términos o simplificar esto. Y como deduzco que te gusta lo práctico como a mí, vamos hacer de este trago amargo algo agridulce. Un presupuesto personal no es otra cosa que planificar tus gastos, es saber de antemano qué carajos vas a comprar cuando entras al supermercados y no andar tentando tus cinco sentidos haber qué te apetece. Pero un presupuesto es más que una planificación; es tener una visión de tu flujo de efectivo. Tienes claro en qué gastas tu dinero y cuánto te queda en tu bolsillo; bueno, si es que queda algo.

En palabras simples, un presupuesto es una herramienta que registra los gastos e ingresos que tienes, ya sea semanales, quincenales o mensuales. Y cuyo resultado te permite obtener una vista panorámica de tu estado financiero. Esta herramienta nos permite conocernos a nosotros mismos, conocer esos patrones de comportamiento que tenemos hacia el dinero.

Si queremos mejorar nuestra situación financiera, una de las mejores herramientas que podemos usar es el presupuesto personal; de hecho. es el primer paso. El más duro a decir verdad, porque es cuando te confrontas a tí mismo, confrontas tus malos hábitos, tus manías e incluso tus adicciones. Es un plan que te ayuda a controlar tus ingresos y gastos, y a alcanzar tus objetivos financieros. Pero no tan rápido mi mentalidad de tiburón, primero vamos aprender a cómo crear un presupuesto personal en 5 pasos.

Paso 1: Identificar tus ingresos

identificar-tus-ingresos-financieros

El primer paso para crear un presupuesto personal es identificar tus ingresos. Estos se componen de todo el dinero que recibes cada mes, ya sea por tu trabajo, por inversiones, por rentas o por cualquier otra fuente. No importa que tan pequeño te parezca dicho ingreso; si lo recibes con cierta regularidad, debes incluirlo. al menos que sean esos veinte pesos que te encontraste la otra vez en la parada de autobús o esa apuesta que ganaste con tu amigo.

Para calcular tus ingresos, debes sumar todos los montos que recibes de forma regular, tanto fijos como variables. Por ejemplo:

  • Ingresos fijos: Son los que recibes de forma constante y predecible cada mes, como el sueldo, la pensión o la beca.
  • Ingresos variables: Son los que pueden variar cada mes, dependiendo de diversos factores, como las comisiones, las propinas o los bonos.

Un ejemplo de cómo identificar tus ingresos sería el siguiente:

Tipo de ingresoMonto mensual
Sueldo (fijo)$ 1,500
Comisiones (variables)$ 300
Renta$ 200
Total$ 2,000

Como puedes ver no es algo de otro planeta, no requieres ser un gran estudioso de las finanzas, sólo necesitas tu laptop y una hoja de excel. Hoy en día existen cientos de páginas donde puedes descargar plantillas de excel que te facilitan el trabajo. ¿Qué si no tienes laptop? no pasa nada, lo hacemos a la antigua con papel y lápiz, la idea es no buscar una excusa. Una vez hemos identificado nuestros ingresos, pasamos al siguiente paso.

Paso 2: Identificar tus gastos

El segundo paso para crear un presupuesto personal es identificar tus gastos. Los gastos son el dinero que gastas cada mes, ya sea en necesidades básicas como pagar el alquiler o pagar el servicio elétrico, en un hobby comprar videojuegos o comprarte una buena novela de ficción. Las deudas también entran en esta sección; así que incluye al señor de los hot-dogs a quien le debes tres. Para identificar tus gastos, debes clasificarlos en tres categorías: fijos, variables y discrecionales. Por ejemplo:

  • Gastos fijos: Son los que pagas de forma regular y obligatoria cada mes, como el alquiler, la hipoteca, los servicios públicos o las cuotas de préstamos.
  • Gastos variables: Son los que pueden variar cada mes, dependiendo de tu consumo, como la alimentación, el transporte o la ropa.
  • Gastos discrecionales: Son los que puedes elegir si gastar o no cada mes, como el ocio, los viajes o los regalos.

Un ejemplo de cómo identificar tus gastos sería el siguiente:

Tipo de gastoMonto mensual
Alquiler$ 600
Luz$ 50
Agua$ 20
Internet$ 30
Préstamo$ 100
Total gastos fijos$ 800
Alimentación $ 300
Transporte$ 100
Ropa$ 50
Total gastos variables$ 450
Ocio$ 100
Viajes$ 50
Regalos$ 50
Total gastos discrecionales$ 200
Total gastos generales$ 1450

Paso 3: Comparar los ingresos y los gastos de tu presupuesto

¿Aburrido? …no te culpo, no es para cualquiera tomar la decisión de educarse financieramente. Peor aún, dejar que otra persona te diga qué y cómo hacerlo. Las claves para elaborar un presupuesto personal pueden ser incómodas para unos y reveladoras para otros. Y es precisamente lo que hace el tercer paso, una vez que has registrado tus ingresos y gastos los comparas, dependiendo el resultado, esa será tu condición financiera. Para ello, debes restar el total de tus gastos al total de tus ingresos. El resultado es tu balance mensual, que puede ser positivo o negativo. Por ejemplo:

  • Balance positivo: Significa que gastas menos de lo que ganas, y que tienes un excedente de dinero cada mes. Por ejemplo, si tus ingresos son $ 2,000 y tus gastos son $ 1,450, tu balance es + $ 550.
  • Balance negativo: Significa que gastas más de lo que ganas, y que tienes un déficit de dinero cada mes. Por ejemplo, si tus ingresos son $ 1,500 y tus gastos son $ 1,800, tu balance es -$ 300.

El balance mensual es un indicador clave de tu salud financiera. Si tienes un balance positivo, significa que estás ahorrando dinero y que puedes destinarlo a tus objetivos financieros. Si tienes un balance negativo, significa que estás endeudándote y que debes reducir tus gastos o aumentar tus ingresos.

Este paso es sumamente importante. Míralo como un exámen cuya escala de valoración es de 1 al 10. entre más negativa sea tu puntuación en los resultados que arroje el indicador, más crítica es tu situación financiera. Pero la pregunta es ¿tiene solución? Si y no. Bueno digamos que si, pero depende mucho de cuán negativo sea el balance. No es lo mismo corregir un saldo negativo de $ 100 en un mes que tratar de corregir $ 1,000 en el mismo lapso de tiempo. El primer caso puede ser fácil corregir ya que podría estar ocasionado por gastos hormigas, que según mi propia experiencia son ocasionados por gustitos que queremos darnos. pero en el segundo puede ser ocasionado por deudas cuya obligación se extienda a meses o quizás años.

¿Qué hacer si mi balance es negativo?

  • Revisa detalladamente tus gastos mensuales y categorízalos. Identifica áreas donde puedas reducir o eliminar gastos innecesarios.
  • Asegúrate de cubrir primero los gastos esenciales, como vivienda, alimentos, servicios públicos y seguros. Elimina o reduce gastos no esenciales.
  • Destina una parte de tus ingresos a un fondo de emergencia. Esto te ayudará a cubrir gastos imprevistos sin afectar tu presupuesto mensual.
balance-negativo-en-tu-presupuesto
  • Si tienes deudas, negocia con los acreedores para obtener tasas de interés más bajas o plazos de pago flexibles. También, revisa tus servicios (como seguros, teléfono, internet) para asegurarte de que estás obteniendo las mejores tarifas.
  • Explora oportunidades para aumentar tus ingresos, como buscar un trabajo adicional a tiempo parcial, realizar trabajos independientes o vender artículos no deseados.
  • Si tu balance sigue siendo negativo, es posible que necesites ajustar tu presupuesto. Busca áreas adicionales donde puedas reducir gastos o encuentra maneras de aumentar tus ingresos.

¿Qué hacer si mi balance es positivo?

balance-positivo-en-tu-presupuesto
  • Asegúrate de tener un fondo de emergencia equivalente a al menos tres a seis meses de gastos. Esto te proporcionará seguridad financiera en caso de imprevistos como pérdida de empleo o gastos médicos inesperados.
  • Si tienes deudas, considera destinar parte de ese dinero extra para pagarlas. Comienza por aquellas con tasas de interés más altas para ahorrar dinero a largo plazo.
  • Si ya tienes un fondo de emergencia y has pagado tus deudas, considera aumentar tus contribuciones a cuentas de ahorro e inversiones. Puedes diversificar tu cartera de inversiones para ayudar a construir riqueza a largo plazo.
  • Considera invertir en tu educación o habilidades profesionales. Esto puede aumentar tus oportunidades de ingresos a largo plazo.
  • Define metas financieras específicas, ya sea para comprar una casa, viajar, obtener educación adicional o jubilarte cómodamente. Utiliza parte de tu excedente para trabajar hacia estas metas.
  • Dedica una parte del dinero extra para disfrutar de ti mismo. Ya sea una cena especial, un pequeño viaje o algo que hayas estado deseando, es importante disfrutar del fruto de tu arduo trabajo.
  • Facilita el proceso automatizando tus aportes a cuentas de ahorro e inversiones. Esto garantiza que el dinero se destine automáticamente antes de que puedas gastarlo.
  • Si tienes metas financieras específicas o si estás considerando inversiones más complejas, podrías beneficiarte de la orientación de un asesor financiero. Te ayudarán a tomar decisiones informadas y a diseñar un plan financiero a medida.

Paso 4: Establecer los objetivos financieros

¡Ánimo! ya estamos por terminar, el cuarto paso para crear un presupuesto personal es establecer tus objetivos financieros. Estos son las metas que quieres lograr con tu dinero, ya sea a corto, medio o largo plazo. Vivir sin objetivos en la vida no nos lleva a ninguna parte, no sabes donde estas porque no tienes un objetivo claro donde ir; es así de simple. Cada aspecto de nuestras vidas necesita metas claras y el aspecto financiero es una de las más importantes en la vida del ser humano. Por ejemplo:

  • Objetivos a corto plazo: Son los que quieres lograr en menos de un año, como ahorrar para unas vacaciones, comprar un regalo o pagar una deuda.
  • Objetivos a medio plazo: Son los que quieres lograr entre uno y cinco años, como ahorrar para un coche, una boda o una reforma.
  • Objetivos a largo plazo: Son los que quieres lograr en más de cinco años, como ahorrar para la jubilación, la educación de tus hijos o una casa.

Para establecer tus objetivos financieros, debes definir tres aspectos: el monto, el plazo y la prioridad. Por ejemplo:

Objetivo financieroMontoPlazoPrioridad
Ahorrar para unas vacaciones$1,000 6 mesesAlta
Ahorrar para un coche$15,000 3 añosMedia
Ahorrar para la jubilación$200,000 30 añosBaja

Una vez que tienes tus objetivos financieros definidos, debes asignar un porcentaje de tu ingreso a cada uno. Este porcentaje dependerá de tu balance mensual y de tu prioridad. Por ejemplo, si tu balance mensual es +$550 y quieres ahorrar para unas vacaciones, un coche y la jubilación, podrías asignar el 50% al objetivo a corto plazo, el 30% al objetivo a medio plazo y el 20% al objetivo a largo plazo. Así, cada mes ahorrarías 275 € para las vacaciones, 165 € para el coche y 110 € para la jubilación. ¿Has entendido?

Paso 5: Ajustar el presupuesto financiero

El quinto y último paso para crear un presupuesto personal es ajustar el presupuesto. El presupuesto no es algo estático, sino que debe adaptarse a las necesidades y circunstancias de cada uno. Por eso, es importante revisar y modificar el presupuesto periódicamente, al menos una vez al mes. Para ajustar el presupuesto, debes hacer lo siguiente:

  • Comparar el presupuesto con la realidad: Revisa tus ingresos y gastos reales cada mes, y compáralos con los que habías estimado en el presupuesto. Si hay diferencias significativas, debes averiguar las causas y corregir los errores.
  • Evaluar el cumplimiento de los objetivos: Revisa el progreso de tus objetivos financieros cada mes, y verifica si estás ahorrando lo suficiente para lograrlos. Si no es así, debes ajustar el porcentaje de tu ingreso que destinas a cada objetivo, o replantear los objetivos.
  • Buscar oportunidades de mejora: Revisa tus gastos cada mes, y busca formas de reducirlos o eliminarlos. Por ejemplo, puedes comparar precios, aprovechar ofertas, cancelar suscripciones innecesarias o negociar mejores condiciones. También puedes buscar formas de aumentar tus ingresos, como pedir un aumento, buscar un trabajo extra o vender cosas que no usas.

Conclusión

Crear un presupuesto personal es una forma efectiva de mejorar tu situación financiera y alcanzar tus objetivos. Siguiendo estos 5 pasos, podrás controlar tus ingresos y gastos, definir tus metas y ahorrar más dinero en este 2024. Recuerda que el presupuesto debe ser flexible y adaptarse a tu realidad. También puedes usar herramientas y app para controlar tus gastos aquí

Si este artículo te ha sido útil y sabes que un amigo o familiar lo necesita leer puedes compartirlo. Recuerda, la educación fianciera nunca esta de más.

¿Cómo crear un presupuesto personal en 5 pasos y ahorrar más dinero en este 2024?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba